Cuota

Iso y ohsas para garantizar a los clientes calidad y seguridad, respetando el ambiente

Mazzon opera desde 1997 con un sistema calidad certificado ISO 9001:2008, OHSAS 18001:2007 e ISO 14001:2004.

Desde 1997 la empresa está en línea con un sistema de calidad certificado en conformidad con las normas ISO 9001:2008.

En 2012 obtiene la certificación de su sistema de gestión de la seguridad en conformidad con las normas OHSAS 18001:2007 y, en septiembre de 2015, completa también la certificación para el Sistema de Gestión Ambiental en conformidad con las normas ISO 14001:2004.

La salvaguarda de la salud y la seguridad de los trabajadores y, más en general, de las personas y del ambiente circunstante, son el objetivo prioritario de la política adoptada por la dirección empresarial. La presencia en la empresa de material químico tóxico, inflamable, nocivo, irritante y corrosivo requiere precauciones especiales y una capacitación específica de todos los operadores que trabajan en los diferentes departamentos de producción y en los laboratorios.

Para garantizar el respeto de las normas vigentes en materia de seguridad y ambiente ―cada vez más estrictas― con una adecuada actividad de prevención y una mejora continua de los procedimientos, desde hace varios años la empresa ha implementado un sistema de Gestión de Seguridad y Ambiente y de las múltiples actividades vinculadas a la misma que, gracias a la ayuda insustituible de la informática, son planificadas, documentadas y, sobre todo, mantenidas bajo riguroso y constante control, incluso a distancia.

Documentos de evaluación de riesgos, planes de mejora, capacitación del personal, mantenimiento preventivo de la maquinaria y de las instalaciones, controles ambientales y controles periódicos previstos por los procedimientos y por las normas son solo algunas de las actividades realizadas sistemáticamente por los responsables del sector.

Para garantizar a los clientes la calidad de los productos acabados, se controla el 100 % de las materias primas en el momento de su aceptación. Además, los productos acabados también son sometidos a rigurosos controles de laboratorio y son empaquetados solo previa aprobación del laboratorio, con la consiguiente emisión de un certificado de análisis que garantiza su conformidad con los parámetros requeridos.

La empresa ha emprendido asimismo una transformación organizativa según la filosofía del Lean management, cuyo objetivo es la maximización del valor para el Cliente mediante la optimización del proceso, el mejora continua y el problem solving. Es una filosofía, un sistema de valores que apuesta a comportamientos compartidos, comunicación y respeto por la persona, a través de una actitud constantemente orientada a los resultados y a la plena satisfacción de las expectativas del Cliente.

En la actividad empresarial, también la ética es de fundamental importancia para el buen funcionamiento y la credibilidad de una Empresa ante sus accionistas, clientes y proveedores, así como ante todo el contexto económico en el que opera.

Mazzon se propone transformar en una ventaja competitiva el conocimiento y la aprobación de los valores éticos que están en la base de su misión.

Por este motivo, a principios de 2013 el Consejo de Administración de la empresa decide aplicar un "Modelo de organización, gestión y control", en aplicación del decreto legislativo italiano 231/01 en materia de disciplina de la responsabilidad administrativa de las entidades, con el objetivo de impedir la comisión de delitos contra la Administración Pública y de delitos societarios. El Modelo Organizativo 231 se remite al sistema estructurado y orgánico de normas, procedimientos operativos e informáticos y controles vigentes en la Empresa.

Este Modelo contiene una parte general que regula la adopción del Modelo, la constitución del organismo de vigilancia, la regulación de los flujos informativos, la adopción del Código Ético y de las Reglas de Comportamiento, y una parte especial que corresponde al mapeo de las actividades de riesgo y de los controles organizativos, y a la adopción de protocolos especiales.

El elemento central del Modelo es el Código Ético, que contiene las reglas de conducta a las que se deben atener no solo todos los trabajadores, sino también los colaboradores y, en general, todos aquellos que trabajan en nombre y por cuenta de Mazzon en la gestión de las relaciones con los principales interlocutores empresariales.